16 de enero de 2010

Pastel de manzana y requeson

Este es un pastel hecho cuya receta proviene de mi madre. Es un pastel clásico en Lituania.
Por los ingredientes puede parecer un pastel pesado, pero su sabor es fresco y agradable en el que predomina la manzana.
Consta de cinco capas, primero se cuece a medias una capa de masa, después se incorpora una capa de manzana rallada y se vuelve a hornear.
Por último se incorpora el requesón, se cubre con una fina capa de mermelada o compota, se adorna con un tercio de la masa que hemos hecho y se pone a hornear.
Como podéis deducir, todo el proceso requiere un tiempo de al menos dos horas, pero os aseguro que vale la pena.
Con los ingredientes que os pongo sale un pastel de considerables dimensiones que ocupa toda la bandeja del horno, pero no va a durar mucho, cuando empiezas a comer es difícil parar.
Se puede comer caliente o frío. La mejor forma de degustarlo es ligeramente caliente acompañado de un poco de helado.

Ingredientes para la masa:
400 gramos de harina
200 gramos de margarina o mantequilla
2 huevos medianos
200 gramos de azúcar
una cucharadita de levadura

Ingredientes para el relleno de manzana:
tres manzanas golden muy grandes
2 huevos medianos
cuatro cucharadas soperas de azúcar
media cucharadita de canela
zumo de medio limón

Relleno de requesón:
500 gramos de requesón (dos tarrinas)
2 huevos medianos
cuatro cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita de azúcar de vainilla

mermelada, unos 250 gramos o a placer
Como su confección es larga y difícil de explicar con palabras, os adjunto un vídeo que hemos montado con todo el proceso y las explicaciones.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario