8 de enero de 2010

Arroz al horno con costilla y chorizo

 Naranjas de Xeraco

Os aseguro que es muy fácil hacer un buen arroz al horno, lo único que necesitáis es un buen caldo y unos buenos ingredientes.
Después de leer la receta y atender a los pasos que os vamos a dar no tendréis ninguna excusa para no poneros manos a la obra y sorprenderos con un buen plato de arroz, sabroso y con calorías que nos ayudarán a pasar estos días de frío.
Por los ingredientes podéis ver que se trata de un plato para los días fríos de invierno, ni se os ocurra hacerlo en un día caluroso de verano.
Ingredientes para cuatro personas:
  • 300 gramos de costilla de cerdo magrosa cortada en pequeños trozos
  • 200 gramos de magro de cerdo cortado pequeño
  • 2 chorizos
  • 2 morcillas
  • 150 gramos de garbanzos
  • arroz 35 cl
  • 1 nabo de 250 gramos, más o menos
  • 1 tomate maduro
  • media cebolla pequeña
  • 8 o 9 dientes de ajo
  • 1 cucharadita moka de pimentón
  • aceite de oliva
  • sal
El día anterior poner los garbanzos en remojo con agua y sal.
Pelar, quitar la simiente al tomate y picarlo con el cuchillo.
Picar la cebolla muy fina.
Pelar y cortar el nabo en dados.
En una cazuela poner a dorar la carne en dos o tres cucharadas de aceite.
Cuando está dorada, añadir la cebolla, dorar.
Añadir el pimentón con fuego muy bajo para que no se nos queme, dar un par de vueltas y poner el tomate.
Cuando veamos que el tomate empieza a cocer, añadir el nabo, dar un par de vueltas y poner el agua.
Con respecto al agua os apunto que para cocer el arroz en el horno vamos a necesitar un volumen de caldo casi dos veces el volumen de arroz que vamos a poner. Por ello, intentar ajustar al máximo este volumen para que el caldo salga lo más concentrado posible.
Cuando el agua empieza a hervir es el momento de poner los garbanzos. Recordad que los garbanzos deben ponerse con el agua hirviendo, quedarán mejor.
Al cabo de dos horas, o unos minutos en la olla a presión, tendréis un estupendo caldo y la carne y los garbanzos en su punto.
Ahora os dejo con el vídeo casero en el que podéis ver lo que sigue.



video

7 de enero de 2010

Paella d'hivern o paella en carchofes y faves

 Naranjas de Xeraco


Dentro de los muchos arroces que cocinamos en la paella y que, por lo tanto, son denominados paella está esta paella llamada de invierno porque tanto las alcachofas como las habas tiernas sólo se podían obtener en invierno.
Ya hemos publicado una paella con los mismos ingredientes, pero para que podáis ver que cada "maestrillo tiene su librillo", esta paella no ha sido hecha por nosotros, si bien hemos participado en ella, sobre todo a la hora de comer.
Ingredientes para 8 personas:
  • kilo y medio de carne mezclada, pollo, conejo y costillas de cerdo. Todo cortado en trozos pequeños.
  • 800 gramos de arroz
  • 250 gramos de habas tiernas
  • 12 alcachofas muy tiernas
  • dos manojos de ajetes
  • un tomate muy maduro
  • sal
  • necesitaremos 2,5 litros de agua para cocer el arroz, más lo que haga falta para reponer la que se habrá evaporado después de cocer la carne y las verduras.
  • Colorante
Limpiar las alcachofas dejando sólo la parte comestible, partir según voluntad y dejar en agua con el zumo de un limón para que no se oscurezcan.
Limpiar y cortar los ajetes.
Pelar el tomate, quitar las simientes y picar con cuchillo.
Para su preparación, más vale una imagen que mil palabras, os adjunto este vídeo casero que hemos montado con fotografías a la espera de las ganancias de este blog nos permitan la compra de una cámara de vídeo (igual ya nos habremos muerto ....) Sólo tenéis que hacer un click en ella tecla de reproducción.
De todas formas os remito a los comentarios que hicimos en trucos e ingredientes sobre la forma de cocer el arroz en paella.


Para las pelotitas:
  • 350 gramos de magro de cerdo picado
  • 1 huevo
  • 100 gramos de miga de pan seca
  • dos ramitas de perejil
  • sal
  • unos piñones
Para hacer las pelotitas, poner la miga de pan en remojo. Después escurrir muy bien, apretándola con las manos.
Picar el pan, picar el perejil.
Mezclar todos los ingredientes en un bol y hacer pelotitas de tamaño un poco menor que el de una nuez con la ayuda de una cucharilla.
video

5 de enero de 2010

Torta de almendra aromatizada o bizcocho de almendra


Hablando de la torta o bizcocho de almendra y de las comparaciones que algunos hacen con la Tarta de Santiago, sólo se parece en que lleva almendra molida entre sus componentes, pero esta que os doy es un bizcocho en el que se sustituye la harina por almendra.
Por sus componentes podéis calcular que no contiene gran cantidad de calorías, pues no lleva grasas añadidas. A pesar de que lleva almendra molida, no es grasa, pues la almendra molida lleva menor proporción de aceites.
Si se la come sola, está muy buena, pero si se la rellena, tal como si fuera un bizcocho, con crema pastelera y se la recubre de merengue está deliciosa.
Ingredientes para 8-10 raciones:
  • 250 gramos de almendra molida fina
  • 6 huevos medianos
  • 200 gramos de azúcar
  • 25 gramos de harina
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de azúcar vainillado
  • 1 chupito de Cointreau
  • ralladura de piel de medio limón
Separamos 80 gramos de almendra.
Sobre el resto de la almendra tamizamos y mezclamos bien la harina. Reservar.
Tostar ligeramente los 80 gramos de almendra en una sartén. Una vez tostados, mezclar con el resto de la almendra.
Si no queremos tostar esos gramos de almendra queda igual de sabroso, para ello trabajar con la totalidad de los 250 gramos de almendra sin tostar.
Batir las yemas con la mitad del azúcar, una vez se ha conseguido una crema espumosa, añadir el azúcar vainillado, el Cointreau y la ralladura de limón.
Preparar un molde adecuado (yo uso el molde para bizcochos de media docena de huevos) untándolo con mantequilla o margarina y espolvoreándolo con harina.
Poner a calentar el horno a 160º.
Empezar a montar las claras con la pizca de sal y acabar añadiendo el resto del azúcar poco a poco.
Agregar las claras montadas a las yemas, poco a poco y con movimientos envolventes de abajo hacia arriba. Tenemos que procurar que la masa pierda la menor cantidad de aire posible.
Ir añadiendo poco a poco la almendra, seguir mezclando con cuidado.
Poner en el molde y meter al horno precalentado a 160º durante 70 minutos. El tiempo de cocción es muy variable y dependerá mucho del molde usado y del tipo de horno. Puede variar desde 40 minutos a los 70 mencionados anteriormente.
Dejar enfriar en el horno con la puerta abierta, desmoldar y decorar con azúcar glas o según nuestro gusto.